domingo, 9 de octubre de 2016

Mons. Porras: Ser cardenal es un llamado a trabajar más por la paz en Venezuela


CARACAS, 09 Oct. 16 / 11:06 am (ACI).- El Arzobispo de Mérida (Venezuela), Mons. Baltazar Porras, expresó su alegría por la decisión del Papa Francisco de crearlo cardenal en el consistorio del 19 de noviembre; sin embargo señaló que este “no es un premio personal”, sino un llamado a todos los venezolanos para “superar la violencia” y así avizorar un futuro de paz y armonía.

El Santo Padre hizo el anuncio este domingo al término de la Misa con motivo del Jubileo Mariano celebrada en la Plaza de San Pedro. “Estoy contento de anunciar que el sábado 19 de noviembre, en la vigilia de clausura de la Puerta Santa de la Misericordia, tendré un consistorio para el nombramiento de 13 nuevos Cardenales de los cinco continentes”, los cuales tendrán derecho a voto.

En declaraciones a la prensa venezolana, el futuro cardenal agradeció “al Nazareno de Achaguas. Esto es una bendición para el país, no solo para mí. Demuestra el cariño que el Papa tiene por nosotros”.

"No es un premio personal sino un llamado a que todos veamos la responsabilidad de trabajar por el entendimiento entre los venezolanos, y así superar la violencia para avizorar un futuro de paz y armonía", añadió Mons. Porras, cuya creación como cardenal hará que Venezuela tenga dos purpurados con menos de 80 años de edad.

El Arzobispo de Mérida señaló que “la preocupación del Papa por la paz es un llamado a tomar en cuenta, a la necesidad de trabajar por el país y por alumbrar un mejor futuro entre todos los venezolanos. Debemos complementarnos mutuamente”.

Por su parte, el Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa, afirmó que “es una gran noticia y alegría que otro venezolano, y caraqueño, pase a integrar el Colegio Cardenalicio”. Añadió que la decisión del Papa Francisco ayudará a reforzar la labor de la Iglesia en el país.

Mons. Baltazar Porras nació en Caracas el 10 de octubre de 1944, fue ordenado sacerdote el 30 de julio de 1967 y en 1977 obtuvo el doctorado en teología pastoral en el Instituto Superior de Pastoral de la Universidad de Salamanca.

San Juan Pablo II lo nombra Obispo auxiliar de Mérida el 17 de septiembre de 1983 y el 30 de octubre de 1991 es nombrado Arzobispo de esta arquidiócesis.

Entre 1999 y 2006 ejerció la presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) y de 2007 a 2011 asumió la vicepresidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Luego del consistorio de noviembre, el Colegio Cardenalicio de la Santa Sede estará compuesto por 228 purpurados, de ellos 121 electores y 107 no electores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario