lunes, 26 de septiembre de 2016

“El mundo está cansado de mentirosos, de sacerdotes a la moda, de defensores de cruzadas”

Palabras del papa Francisco a obispos recién nombrados


“No se trata de atraer a sí mismos. El mundo está cansado de encantadores mentirosos, de sacerdotes y obispos a la moda. La gente “huele” y se aleja cuando reconoce los narcisistas, manipuladores, defensores de sus causas, los subastadores de cruzadas vanas”, dijo el papa Francisco a los nuevos obispos este 16 de septiembre en la Sala Clementina del Vaticano.

“Traten de satisfacer a Dios, que Él ya se presenta incluso antes de que ustedes lleguen”, insistió el Pontífice al recibir en audiencia a los participantes del curso anual de formación para nuevos obispos organizado conjuntamente por la Congregación para los Obispos y por la Congregación para las Iglesias Orientales.

De igual manera, invitó a los obispos a ser capaces de encantar y atraer a Jesús con una misión marcada por la misericordia, “la única fuerza capaz de seducir y atraer y retener el corazón humano”.

“Incluso en la última hora el ladrón se dejó llevar por el Aquel en el que “se encuentra sólo el bien” (cf. Lc 23,41)”. En detalle, el ladrón, al ver a Jesús en la Cruz saliendo de sí mismo, se dejó conmover por ese “amor que no había conocido antes y sin embargo fluía ¡libre y abundantemente!”.

“Un Dios lejano e indiferente se puede pasar por alto, pero no se resiste fácilmente a un Dios tan cercano y por otra parte herido por amor”, dijo.

“La bondad, la belleza, la verdad, el amor, el bien: esto es lo que podemos ofrecer a este mundo mendigo, aunque sea en cuencos medio rotos”, continuó.

Y advirtió que no se trata de atraer a los fieles a sí mismos, de manera ególatra, y que “el mundo está cansado de los mentirosos que encantan”.

“Sólo quien se hace pequeño ante el Señor, puede experimentar la grandeza de su misericordia“, se lee en la cuenta de @Pontifex en Twitter.

Reformar el cuestionario para nombrar a los nuevos obispos 


Precisamente, el papa Francisco la semana pasada debatió con los cardenales del llamado C9 -el consejo de prelados que lo ayudan en la reforma de la Curia romana y en el gobierno de la Iglesia universal- el procedimiento para nombrar a los nuevos obispos.

Actualmente, el cuestionario es utilizado por las nunciaturas para informarse interrogando a eclesiásticos y laicos sobre la idoneidad del candidato.

Este cuestionario podría ser modificado para evaluar si el aspirante obedece al llamado de ser un “pastor con olor a oveja”, como ya suscribe la doctrina de la Iglesia.

En términos más técnicos, el C9 ha pedido al Papa reformar el cuestionario agregando elementos de evaluación –se diría- más “pastorales”, espirituales y cercanos al Evangelio reconocidos por los testigos que llenan el cuestionario.

Sin embargo, estos cambios se alinean con los documentos más recientes del magisterio de la Iglesia que describen las características necesarias para los que guían una diócesis, o sea, los obispos.

Los cambios del cuestionario ayudarían especialmente a descubrir nuevos elementos de análisis en la voz de las personas interrogadas para elegir al pastor de una diócesis.

Francisco, desde su elección en el conclave de 2013, ha nombrado una serie de obispos con experiencia pastoral, o con un perfil más de párroco que de “príncipe”, como había advertido en la audiencia de este miércoles. Una hoja de vida pastoral que refleja la misión de obispo en medio de su pueblo, para confirmarlo en la fe y que camina a su lado.

El cuestionario para elegir a los nuevos obispos será revisado por tres congregaciones implicadas en los nombramientos episcopales: la Congregación de las Iglesias Orientales, Propaganda Fide y la Congregación para los Obispos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario