martes, 16 de agosto de 2016

Ascensión y Asunción ¿cuál es la diferencia?


El 15 de agosto es la gran fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María al cielo, un día de precepto para los católicos.

En esta gran fiesta la Iglesia recuerda que María, al final de su vida terrena, fue llevada en cuerpo y alma al cielo, donde reside en la actualidad. Esto es diferente a lo que ocurre a la mayoría de cristianos, cuyos cuerpos permanecen en la tierra, mientras que sus almas van al cielo.

Pero ¿por qué llamamos a este milagro “Asunción”? Nuestro Señor Jesús también fue al cielo en cuerpo y alma al final de su tiempo en la tierra, pero para Él usamos el término “Ascensión”.
La diferencia está en el modo con el cuál llegaron al cielo

Jesucristo es el Hijo de Dios hecho hombre, con ambas naturalezas: humana y divina. Cuando Él fue al cielo en cuerpo y alma al final de su vida terra, Él lo hizo con su propio poder. Jesús mismo fue el agente activo del milagro. Jesús ascendió al cielo.

En cambio María es una criatura de Dios, dependiente enteramente de la gracia de Dios para todo. Ella no fue al cielo con su propio poder, sino que fue llevada al cielo por Dios. Es decir, fue el agente pasivo del milagro. María fue asunta al cielo.

La teología católica generalmente es muy cuidadosa con estas palabras. Hay que tener en cuenta que pequeñas diferencias en terminología pueden tener enormes implicaciones en cuanto a su real significado.
¡Bendita sea la Santísima Virgen María y que desde el cielo siga intercediendo por nosotros!

Editor de ChurchPOP - 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario