domingo, 3 de julio de 2016

Obispo de Cojedes a los privados de libertad “Dios les ama y les invita a corregir sus vidas”


Asumiendo el lema del Año de la Misericordia, “Misericordiosos como el Padre, el nuevo Obispo de la Diócesis de San Carlos, Monseñor Polito Rodríguez visitó y bendijo a los privados de libertad que se encuentran recluidos en la sede del reten ubicado en la Comandancia de la Policía del Estaco Cojedes, mejor conocida como “Comanpoli” recalcándoles que Dios les ama con amor eterno.

“Quise venir a saludarles para decirles que les tengo presente en mis oraciones” les repetía Monseñor Polito Rodríguez a los diferentes grupos de recluidos que se encontraba durante el recorrido por el mencionado reten.

Les recordó que Dios les ama y les creó a su imagen y semejanza para hacer el bien, pues solamente obrando el bien es posible alcanzar la felicidad tan deseada por todas las personas. Les explicó la diferencia entre libertad y libertinaje. Les dijo que regularmente las personas confunden el verdadero bien con un bien aparente, por eso caen y fracasan, porque no saben discernir y reconocer el verdadero bien que es Dios mismo, “El verdadero bien para ti y para mi es Dios, no hay otro” recalcó el Obispo.

Explicándole los 10 mandamientos, Monseñor Polito Rodríguez invitó a los privados de libertad y a los asistentes a tomar en cuenta los mandamientos como normas de vida. “Ustedes son amados por Dios, mis queridos hermanos corrijan lo que tengan que corregir orienten sus vidas porque están jóvenes y tienen mucho futuro”.

El Pastor de la Diócesis de San Carlos insistió que por el camino del libertinaje nunca nadie será feliz, pues éste solamente conduce a la tristeza personal, en las familias, y en la sociedad. Les exhortó a levantarse, a trabajar y transitar los caminos del bien, para de esa manera impulsar el progreso y desarrollo que el estado Cojedes necesita.

Durante el recorrido los privados de libertad se mostraron receptivos, se acercaron al nuevo Obispo Diocesano, para agradecerle el gesto de ir a saludarles, bendecirles y de orar por ellos.

Prensa CEV
Nota de Prensa Diócesis de San Cristóbal

No hay comentarios.:

Publicar un comentario