domingo, 8 de mayo de 2016

Solemnidad de la Ascensión del Señor por el Padre Roberto Arellano Avendaño (Asesor de la RccTáchira)


Solemnidad de la Ascensión del Señor por el Padre Roberto Arellano Avendaño (Asesor de la RccTáchira) Adaptación a la web Néstor Jaimes Márquez. 

VII Domingo de Pascua / Solemnidad de la Ascensión del Señor 8 de mayo de 2016 
PRIMERA LECTURA LECTURA DEL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES 1, 1-11 
SALMO RESPONSORIAL 46 R.- DIOS ASCIENDE ENTRE ACLAMACIONES, EL SEÑOR, AL SON DE TROMPETAS.
SEGUNDA LECTURA LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS EFESIOS 1, 17-23 
EVANGELIO LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 24, 46-53 

En el texto del evangelio que compartimos hoy Jesús le dice a sus discípulos (Lucas 24, 46-53) está escrito. Debemos detenernos y leer lo que está escrito para nosotros. ¿Qué está escrito? Esta escrito que Jesucristo es el camino, la verdad y la vida. El Señor es el camino, la verdad, la vida y quiere enseñarnos a caminar en él, quiere que aprendamos su verdad y quiere que vivamos en él. Jesús camino muere por nosotros, resucita por nosotros, asciende al Padre por nosotros y nos bendice enviando su Espíritu Santo cuya fiesta celebraremos pronto. 

Hoy es necesario que esta celebración se viva en el marco en el Año de Misericordia. ¿Para qué? Para contemplar a Jesús. Cuidado con quedarnos parados mirando. Dice la Primera Lectura (Hechos de los Apóstoles 1, 1-11) “… se les presentaron dos hombres vestidos de blanco que les dijeron: -- Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo?” y a esta idea se suma lo dicho por el Papa Francisco cuando expresó que hay cristianos que parecen momias, no hacen mal pero tampoco hacen bien. Hermanos necesitamos entran en la dinámica de Dios para no quedarnos parados, para no quedarnos mirando nada. Contemplemos al Señor que se va, pero se queda; se va, pero volverá. En este campo necesitamos la ayuda del Espíritu Santo para abrir nuestro pensamiento y descubrir la fiesta de la ascensión del Señor. Es misterio de amor, Jesús sentado a la derecha del Padre y se quedó con nosotros en la eucaristía. Hermanos seguimos buscando al Señor y continuamos descubriendo su palabra. 

Cuatro pasos 

1.- Descubrir la necesidad de volverse a Dios. Miramos a todas partes cuando debemos tener nuestra mirada fija en Dios, en el Señor. El Señor nos mira con misericordia. Esto nos da la confianza de mirar al Señor para arrepentirnos de nuestros pecados y reconocer que en ocasiones nos comportamos regular y en otras mal. 

2.- Ustedes son testigos. Testigos: de su palabra, de su presencia, de su eucaristía, del bautismo recibido, del bien que podemos hacer porque le hemos recibido, de ser instrumentos de fe-gracia-amor. 

3.- Permanezcan. Permanecer en el Señor, en su amor y en su corazón. 

4.- Reciban la fuerza de lo alto. Es misericordia del Señor. Abramos nuestros brazos, mente, corazón al Espíritu Santo. Es el Espíritu Santo nos lleva al Padre Dios, nos lleva a Jesucristo, nos lleva a la puerta de la misericordia que ya se abrió. 

Jesús entro al cielo y abrió la puerta para que tú y yo entremos, para que gocemos del cielo ya. Si el ya abrió la puerta entonces no la cerremos. No la cerremos por nuestra falta de fe, por nuestra falta de reconciliación. 

Jesús entro al cielo y abrió la puerta para todos.

Publicado por RCC San Cristóbal

No hay comentarios.:

Publicar un comentario