lunes, 28 de marzo de 2016

El Papa abogó por diálogo y colaboración en Venezuela

La mirada del Papa Francisco se posó una vez más sobre la realidad de Venezuela


Ramón Antonio Pérez

Caracas, 27 de marzo de 2016.- Nuevamente los ojos del Santo Padre Francisco se posaron sobre la realidad de Venezuela. Este domingo de Resurrección, durante la oración pascual, abogó por la búsqueda de oportunidades de diálogo en medio de las “difíciles condiciones” en las que viven los venezolanos, agobiados por una severa crisis económica.

Francisco pidió que la palabra de amor de Jesús se proyecte sobre los que tienen en sus manos el destino del país suramericano. “Que su mensaje pascual se proyecte cada vez más sobre el pueblo venezolano, en las difíciles condiciones en las que vive”, dijo.

Igualmente pidió para que se trabaje en favor del “bien común”, buscando además, “formas de diálogo y colaboración entre todos”.

Así también, el Obispo de Roma pidió para que “se promueva en todo lugar la cultura del encuentro, la justicia y el respeto recíproco, lo único que puede asegurar el bienestar espiritual y material de los ciudadanos”.

Venezuela está sumida en una compleja crisis económica marcada por una de las inflaciones más altas del mundo; además de severos desabastecimiento de alimentos, medicinas y otros productos básicos.

Los expertos en economía prevén una fuerte recesión que se podría agudizar en los próximos meses ante la caída de los precios del petróleo que financia la mayor parte de los ingresos que recibe el país por exportaciones.

También padece una crítica situación de inseguridad y violencia ciudadana que en la Semana Santa pasada fue condenada por el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, especialmente repudiando los asesinatos, el secuestro y algo que ha surgido en medio de la crisis: los linchamientos públicos de supuestos delincuentes.

De allí que las palabras del Papa Francisco vienen a representar, no solo un recordatorio en torno a la situación de Venezuela, sino que deja una motivadora esperanza: “Dios ha vencido el egoísmo y la muerte con las armas del amor”; por tanto, “su Hijo, Jesús, es la puerta de la misericordia, abierta de par en par para todos”, expresó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario