martes, 22 de septiembre de 2015

Mons. Chaput inaugura Encuentro Mundial de las Familias Filadelfia 2015


FILADELFIA, 22 Sep. 15 / 05:51 pm (ACI).- El Arzobispo Charles Chaput, inauguró el Encuentro Mundial de las Familias Filadelfia 2015 al que asistirá el Papa Francisco los días 26 y 27 de septiembre.

El Arzobispo de Filadelfia se dirigió a los miles de asistentes a este importante evento eclesial y mundial: “este es un momento para que el hemos trabajado y por el que hemos rezado los últimos tres años. Entonces, mirando a esta multitud de hermosos rostros hoy, siento una alegría al poder decir finalmente: bienvenidos al Encuentro Mundial de las Familias y bienvenidos a Filadelfia, la ciudad del amor fraternal”.

El mismo día en que el Papa Francisco llegó a Estados Unidos, precisamente a Washington D.C., Mons. Chaput recordó que “Filadelfia es una ciudad rica en historia, es donde nació Estados Unidos y donde se elaboró la declaración de independencia y la Constitución, pero lo que celebramos ahora es una celebración del futuro”.

“El futuro está vivo en el alma de cada uno de las familias peregrinas, que han venido aquí desde todo el mundo, para dar testimonio de la belleza del matrimonio y la vida familiar”, dijo.

Mons. Chaput afirmó luego que “Dios es bueno y nos ama con el celo de un padre y la ternura de una madre, y su Iglesia le da la bienvenida a la gente –no solo a los católicos, sino a los amigos de otros credos y personas de buena voluntad– que se unen a nosotros en estos días para una experiencia de alegría y hermandad”.

El Arzobispo de Filadelfia recordó luego que hace casi 300 años, en 1732 en esa ciudad, “once personas asistieron a la primera misa de un jesuita (P. Joseph Greaton). Este fin de semana otro jesuita (el Papa Francisco) celebrará la Misa para nosotros y congregará a decenas de millones de gente aquí, en Norteamérica y Latinoamérica, y en todo el mundo”.

“La lección es simple. Dios reconfigure el mundo a través de la gente y las familias que lo aman. Esta semana es un tiempo de gracia, un tiempo en el que Dios se mueve entre nosotros. Que él derrame su coraje, su alegría y su paz en todos nuestros corazones”, concluyó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario