sábado, 15 de agosto de 2015

Papa Francisco: La misericordia de Dios es el motor de la Historia


La vida del hombre, a la luz del final de la historia de la Virgen María, “no es un vagabundeo sin sentido, sino una peregrinación que, a pesar de sus incertidumbres y sufrimientos, tiene una meta segura: la casa del Padre”, dijo hoy el Papa Francisco durante el rezo del Ángelus, en la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María.

El Papa recordó a los peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro que esta es una de las fiestas más importantes de la Virgen para la Iglesia católica.

El verdadero motivo de la grandeza de María, afirmó el Papa, “es la fe”, es “el corazón de toda su historia”.

“Ella sabe que en la historia pesa la violencia de los prepotentes, el orgullo de los ricos, la insolencia de los soberbios”, y sin embargo, también sabe que “Dios no deja solos a sus hijos humildes y pobres”.

El Magnificat, el himno mariano por excelencia, “nos deja intuir el sentido completo de la vida de María: si la misericordia del Señor es el motor de la Historia, entonces no podía corromperse la que engendró al Señor de la vida”.

El Papa elevó al final una oración especial por la población de la ciudad china de Tianjin, afectada por un grave incendio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario