lunes, 6 de abril de 2015

La Iglesia crece en Venezuela: Nueva vicaría en gran barrio de Petare

La Congregación Apostólica de Marta y María asume la vicaría San José para un sector que parece olvidado


 RAMÓN ANTONIO PÉREZ

“Para nosotros es un reto trabajar en estos sectores que parecen olvidados, y donde imperan las necesidades materiales y espirituales”, dijo la hermana Bernarda Galicia Cruz, quien en compañía de cinco religiosas de la Congregación Apostólica de Marta y María, originaria de Guatemala, asumió el 22 de marzo la recién creada vicaría “San José”, asentada en Petare, el barrio más grande de América Latina.

La responsabilidad fue asignada por el arzobispo de Caracas, el cardenal Jorge Urosa Savino, según leyó en el decreto de creación el sacerdote operario Luis Josué Chaparro, responsable de la parroquia de Sagrado Corazón de Jesús, de la cual brota la nueva vicaría.

“Al principio nos vinimos con mucho susto, pero con mucha fe, arriesgando nuestras vidas porque sabemos que estamos haciendo un bien para las comunidades”, dijo la religiosa, cuyo menudo tamaño no le negó el gran corazón y empuje misionero que despliega en las apretadas calles de estos conglomerados humanos.

Las religiosas llegaron a este sector el 15 de junio de 2014, recordó la Hermana Bernarda, cuyas palabras también trajeron a la memoria a Madre Ángela Eugenia Silva Sánchez, fundadora de la congregación, quien “tuvo la dicha y el honor de caminar por las escaleras, visitando las capillas y las comunidades”.

“Los pies de ella han quedado marcados en esas escaleras. La santidad de esta mujer es la que a nosotros nos da fuerza, valor y entusiasmo para trabajar en los lugares más escondidos del mundo”, señaló la religiosa guatemalteca.

“Allí donde hay mucho miedo, es la fortaleza de Dios la que nos conforta”, acuñó la Hermana Bernarda, dejando abierta la posibilidad de que en esta Semana Santa su labor misionera sea un claro testimonio de Jesucristo en estas tierras de Venezuela.

Pedirle más obreros al Señor

Monseñor Fernando Castro Aguayo fue el responsable de presidir la Eucaristía en la que se leyó al decreto de creación de la vicaría. “Antiguamente era conocida como ‘Centro de Evangelización Barrios Unidos’, habiendo sido fundada por los Salesianos de Don Bosco”, recordó el obispo auxiliar de Caracas durante la homilía.

Indicó que la Congregación de Marta y María estará encargada de los trabajos pastorales de la zona, que comprende no menos de quince barrios y sectores. “En un futuro ésta pudiera ser una nueva parroquia”, dijo. “Petare necesita otras quince parroquias, pero debemos pedirle al Señor que envíe más obreros a la mies”, acotó.

Por su parte, el padre Luis Chaparro, también arcipreste de la zona, reconoció que esta creación es consecuencia del trabajo aportado por muchos religiosos, religiosas y laicos desde hace 42 años, cuando los salesianos se vincularon con los vecinos.

Es un "pueblo pobre, olvidado, maltratado, humillado muchas veces, ajusticiado sin razón o con razón, en el que muchos hombres son víctimas de la violencia en nuestro sector, pero hoy podemos decir que tenemos una buena noticia”, expresó el operario.

La Congregación Apostólica Marta y María fue fundada por monseñor Miguel Ángel García Aráuz y la Madre Ángela Eugenia Silva Sánchez en 1979 en la diócesis de Jalapa de Guatemala.

Comentó la Hermana Bernarda que los fundadores distinguieron al Instituto con el nombre de Marta y María (las hermanas de Lázaro), según los dos principios que rigen sus vidas: la contemplación de los misterios divinos, presentes en María; y la acción apostólica en el servicio a los semejantes, asociados a Marta.

El barrio más grande de Latinoamérica

Petare es un pueblo del estado Miranda, en Venezuela, fundado el 17 de febrero de 1621, por el capitán Pedro Gutiérrez de Lugo y el padre Gabriel de Mendoza, teniendo su acta de nacimiento como Dulce Nombre de Jesús de Petare.

Aun cuando conserva su casco colonial para dar cuenta de una historia propia, desde hace mucho tiempo dejó de ser un pueblo según el concepto tradicional, para convertirse en la barriada más grande de América Latina, agrupando más de cuatrocientos barrios y poco más de un millón de habitantes.

Actualmente está conformado por nueve parroquias eclesiásticas, y la más antigua se llama “Dulce Nombre de Jesús”, siendo fundada en 1704. Una más reciente, de 1964, llamada “Sagrado Corazón de Jesús”, tuvo el honor de ver crecer de sus entrañas a la nueva vicaría “San José”, ubicada en el sector “Primero de Noviembre”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario