miércoles, 18 de marzo de 2015

Asamblea Nacional de Animadores y Promotores Vocacionales de Venezuela

“Vivan y manténganse en Jesucristo, nuestra alegría y fortaleza es el Señor”


La teología de la vida religiosa, con ocasión del año de la vida consagrada, fue el tema central de la Asamblea Nacional de Animadores y Promotores Vocacionales de Venezuela, la cual se llevó a cabo en la Casa Mons. Ibarra, con el fin de “congregar a los encargados, a nivel de las diócesis y congregaciones, a pensar juntos, reflexionar y llegar a acuerdos comunes en la operatividad y tareas de las vocaciones en Venezuela”, así lo manifestó el Padre Octavio Rodríguez, Director de Clero, Vocaciones y Seminarios de la Conferencia Episcopal Venezolana.

Durante los días de reunión, los animadores y promotores vocacionales se adentraron sobre la teología de vida religiosa: que es un religioso (a), cuál es su identidad, como hace la promoción vocacional un religioso, como trabajar las distintas formas de vida que tiene la vida religiosa.

Además, estuvieron preparando y planificando la Asamblea del próximo año y el Encuentro Nacional que será sobre Pastoral Juvenil y Vocaciones, el cual está pautado para el 2016.

La oración es la primera herramienta para sustentar la promoción vocacional, es por ello que “en estos tiempos de crisis, la promoción vocacional se debe realizar desde la oración, la única herramienta que nos dejó nuestro Señor Jesucristo es que orásemos”, expresó el Padre Rodríguez.


El Papa Francisco nos invita a ser misioneros, a ser unos discípulos alegres “por lo que la alegría de vivir nuestra propia vocación es la que también va a entusiasmar a otros jóvenes. Es necesario ir creando ese germen, esa semilla de vida cristiana en niños, jóvenes, en la comunidad donde estamos participando. 
Somos animadores de toda vocación: vocación a ser cristianos, a ser laicos, a ser religiosas (os), catequista, maestro, un comprometido, a trabajar en la pastoral social, juvenil, en distintas pastorales, lo importante es que cada quien esté en su tarea de forma alegre, entusiasmada y viviendo la alegría de anunciar el evangelio”, enfatizó el Director de Clero, Vocaciones y Seminarios.

Aunque últimamente se habla de crisis vocacional, el Padre Octavio Rodríguez, explica que “la crisis nacional tiene su fundamento en una crisis de vida cristiana, y no de vocaciones… vemos como van bajando cada vez más las personas que asisten a la eucaristía, las comunidades cristianas que asisten a la parroquia, Dios sigue llamando entre el pueblo a jóvenes, pero también es el desanimo que existe en algunos sacerdotes o religiosas que puede ser un anti testimonio para tantos jóvenes”. Sin embargo, a nivel masculino o sacerdotal se ha mantenido un buen porcentaje gracias al Señor y la vida que llevan los jóvenes a nivel de las parroquias.

Para el Padre Rodríguez, el ideal de los religiosos y religiosas es que vivan en Jesucristo, alegría y fortaleza. “Vivir alegremente la llamada que nos ha hecho el Señor Jesús, sobre todo desde la vocación, una vocación muy bonita, de entrega, de sacrificio, de oración y esa misma entrega es lo que los hace testigos en el mundo de que se puede vivir de otra forma, se puede vivir casto, pobre, obediente, de entrega total a nuestro Señor Jesucristo y a la Iglesia a la que estamos sirviendo”.

En la asamblea participaron más de veinte personas de las distintas diócesis de Venezuela y de diversas congregaciones religiosas que están y hacen vida en nuestro país.

Prensa CEV

No hay comentarios.:

Publicar un comentario