lunes, 1 de diciembre de 2014

“Nuestros mártires están gritando: ‘¡Somos uno!’”: El Papa Francisco sobre ecumenismo


ROMA, 30 Nov. 14 / 05:18 pm (ACI/EWTN Noticias).- Durante la conferencia de prensa de 46 minutos a su regreso de Turquía, el Papa Francisco reflexionó sobre el ecumenismo, y señaló la existencia de un “ecumenismo de la sangre” entre cristianos de diversas denominaciones en Medio Oriente, en el que “nuestros mártires están gritando: ‘¡Somos uno!’”.

Citado por Vatican Insider, el Santo Padre señaló que piensa que con los ortodoxos “estamos en camino; tienen sacramentos y sucesión apostólica. Estamos en camino”.

Para Francisco, “si tenemos que esperar a que los teólogos se pongan de acuerdo… ¡No llegará nunca ese día!”.

“Soy escéptico: trabajan bien los teólogos, pero Atenágoras había dicho: ‘¡Pongamos a los teólogos en una isla para que discutan y nosotros seguimos adelante!’”.

“La unidad es un camino que se debe hacer, y se debe hacer juntos; es el ecumenismo espiritual, rezar juntos, trabajar juntos. Y luego está el ecumenismo de la sangre: cuando estos matan a los cristianos, la sangre se mezcla. Nuestros mártires están gritando: ‘¡Somos uno!’”.

Francisco reconoció que “es algo que tal vez algunos no pueden entender. Las Iglesias orientales católicas tienen derecho de existir, pero el uniatismo es una palabra de otra época. Hay que encontrar otra vía”.

Abordando el tema del Primado de Pedro en la Iglesia, Francisco, recordó una reciente reunión con el metropolita Hilarión, presidente del Departamento para las relaciones externas del Patriarcado de Moscú, y destacó que “hay que continuar con la petición de Juan Pablo II: ‘Ayúdenme a encontrar una fórmula de primado aceptable para las Iglesias ortodoxas’”.

El Papa aseguró que “lo que siento más profundamente en este camino para la unidad es la homilía que hice ayer sobre el Espíritu Santo: solo el camino del Espíritu Santo es correcto. Él es sorpresa, Él es creativo”.

“El problema -y esta tal vez sea una autocrítica, pero lo dije también en las Congregaciones generales antes del Cónclave- es que la Iglesia no tiene luz propia, debe ver a Jesucristo”.

“Las divisiones existen porque la Iglesia se ha visto demasiado a sí misma”, dijo.

El Santo Padre señaló que “mientras comíamos hoy, con (el Patriarca Ecuménico) Bartolomé, hablamos del momento en el que un cardenal fue a llevar la excomunión del Papa al Patriarca: la Iglesia se veía demasiado a sí misma en ese momento”.

“Cuando nos vemos a nosotros mismos nos volvemos auto-referenciales”.

Francisco destacó que “los ortodoxos aceptan el primado: en las letanías de hoy rezaron por su pastor y primado, ‘aquel que camina primero’. Lo dijeron hoy ante mí”.

“Para encontrar una fórmula aceptable debemos ir al primer milenio. No digo que la Iglesia se haya equivocado (en el segundo milenio), ¡no! Hizo su camino histórico. Pero ahora el camino es seguir adelante con la petición de Juan Pablo II”.

El Papa destacó que las preocupaciones de los conservadores que sospechan de la apertura hacia los ortodoxos no son solo un problema de la Iglesia Católica, sino que “este es también un problema de los ortodoxos, de algunos monjes y de algunos monasterios”.

“Por ejemplo, desde los tiempos del beato Pablo VI se discute sobre la fecha de la Pascua y no nos ponemos de acuerdo. Con este ritmo, nuestros tataranietos la van a celebrar en agosto”.

Francisco recordó que “el beato Pablo VI había propuesto una fecha fija, un domingo de abril”.

“Una vez, mientras yo estaba en Vía della Scorta y se estaban haciendo los preparativos para la Pascua, escuché a un oriental que decía: ‘Mi Cristo resucita dentro de un mes’. Mi Cristo, tu Cristo… Hay problemas”.

Sin embargo, subrayó, “debemos ser respetuosos y no cansarnos de dialogar, sin insultar, sin ensuciarse, sin chismear”.

“Pero si uno no quiere dialogar. Pero se necesita paciencia, mansedumbre y diálogo”, aseguró.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario