sábado, 27 de septiembre de 2014

Ordenado sacerdote en su lecho de muerte

El obispo adelantó su ordenación, celebrada el 8 de septiembre, dos días antes de su fallecimiento



El Padre William Carmona era una vocación tardía, tenía 51 años. El pasado 8 de septiembre, en la festividad de la Natividad de la Virgen María, fue ordenado presbítero. Dos días después, el 10 de septiembre, fallecía por causa de un fuerte cáncer de colon que no le impidió cumplir su sueño de convertirse en sacerdote de Cristo.

Esta historia ha llamado la atención de varios medios de comunicación gracias al testimonio de vida y de entrega a Dios sin límites de este sacerdote de origen colombiano, una historia que ha conmovido corazones, comenzando por el obispo de Nashville, Estados Unidos, monseñor David Choby, quien administró el sacramento del orden a Carmona.

"La alegría y la satisfacción en la administración del sacramento del orden, es un punto culminante en la vida de cualquier obispo, pero tener la oportunidad de celebrar el sacramento por el que tanto se espera mientras se enfrenta a la certeza de la muerte hizo que fuera más conmovedor", relató el prelado, quien fue citado por Aciprensa.

El sueño de ser sacerdote debió ser aplazado

El anhelo de Carmona de convertirse en sacerdote comenzó varios años atrás en su natal Colombia. Nació y creció en el departamento de Antioquia en el seno de una familia numerosa, y desde muy joven, cuando tenía 12 años, recibió el llamado al sacerdocio, pero aquel entonces no contaba con los suficientes recursos para iniciar su formación sacerdotal, por lo que debió aplazar su sueño.

Tiempo después, a finales de los años 90, decidió ingresar al seminario en su país. En aquella oportunidad obtuvo una licenciatura en filosofía, pero debió trabajar en una tienda de alimentos y de ropa para poder mantenerse en el seminario. Más adelante también trabajó como miembro de la seguridad del gobierno colombiano y estudia Administración de Empresas.

Pero hasta el año 2000 no retomó su sueño de ser sacerdote y decidió ingresar a un seminario en California, Estados Unidos. Sin embargo tampoco pudo continuar allí, porque no hablaba muy bien inglés, razón por la cual comenzó a trabajar en la pastoral juvenil de una parroquia y siguió aplazando su sueño.

Aceptado como seminarista en la diócesis de Nashville, llega la enfermedad y es ordenado sacerdote

En 2008 por fin fue aceptado como seminarista en la Diócesis de Nashville. Allí cursaba su cuarto año de teología y se estaba preparando para iniciar su último año de preparación para recibir la ordenación como diácono, pero recibió la noticia que padecía un agresivo cáncer.

Pese a ello, Dios lo quería como su sacerdote y monseñor Choby, conociendo su caso y que su enfermedad ya se hallaba en fase terminal, vio que Carmona ya estaba listo y decidió adelantar su ordenación, acontecimiento que ocurrió dos días antes de ir a la casa del Padre en una conmovedora celebración que se llevó a cabo en el mismo lecho de su muerte en el hospital ‘Christus Santa Rosa', ante los ojos de unas 200 personas -entre ellos sacerdotes, amigos cercanos y seminaristas-, quienes fueron testigos de la emotiva ceremonia y del testimonio de fe, perseverancia y vida del Padre William (Impresionante video de la Ordenación Sacerdotal del padre William Carmona).

Tras su ordenación, el sacerdote regresó a la unidad de cuidados intensivos, donde falleció poco después. Sus restos mortales han sido trasladados a Colombia, donde ha recibido sepultura.

"En medio de la tristeza (...), su ordenación ha sido una bendición muy grande (...) Que llegue un sacerdote a la familia es una bendición muy grande. Gracias a Dios cumplió su sueño, porque él luchó y luchó", comentó a Aciprensa Miriam Carmona, hermana del Padre William.

Con información de Aciprensa 
Artículo originalmente publicado por Gaudium Press

No hay comentarios.:

Publicar un comentario