sábado, 30 de agosto de 2014

El sacerdote más anciano del mundo, de 105 años, celebra misa todavía

El presbítero belga lleva una vida muy regular que obedece siempre al mismo ritmo y horarios



El padre Jacques Clemens celebraba la misa diaria hasta hace poco. Pero de un tiempo para acá, tras una caída de la que ya está recuperado, sólo lo hace los domingos, en la parroquia de Bultia, diócesis de Tournai, en Bélgica. Lo que le da un gran brillo a lo anterior es que el padre Clémens es sacerdote desde hace 78 años y tiene 105 años de edad.

"Es como si fuera un miembro de la familia en su propio derecho y todo el mundo se lleva bien con él", "es un hito y memoria viviente en la zona", dicen los feligreses de la región.

La memoria del padre Clemens sigue intacta, sólo tiene el oído "un poco deficiente", como reconoce él mismo. Él todavía recuerda con nostalgia su tiempo colegial y explica con extraordinaria lucidez "En 1930 hice mi noviciado y recibí la sotana".

¿El secreto del presbítero para una vida tan larga y en términos generales tan saludable?: "Voy a decepcionarlos, no tengo secretos ni sorpresas, llevo una vida muy regular que obedece siempre al mismo ritmo: levantarse, comer y acostarse todos los días a la misma hora" y añade: "no siempre fue así; los primeros años de mi vida no fueron fáciles. Nos faltó la comida durante la Primera Guerra Mundial".

Tal vez su afición por la bicicleta tenga también algo que ver en su salud. "Hice un montón de ciclismo en mi juventud. Durante la guerra 40-45, armé una bicicleta con partes de otras. Y cuando no podía encontrar un neumático, lo reemplacé con un trozo de manguera de jardín", explica riendo.

El padre Clemens es un hombre que confía en la gente. Esa tranquilidad fruto de una razonable confianza, tal vez tenga también que ver en su buen estado, según afirma Michelle Galland, quien ahora de 62 años trabajó como catequista junto al padre por un buen tiempo.

Entretanto, aunque ahora no monta en bicicleta, sí continúa visitando a su comunidad, y ¡conduciendo su propio auto!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario