viernes, 4 de julio de 2014

Monseñor Ramírez, ejemplo de perseverancia


Ediles de Maturín rindieron tributo y entregaron el pergamino donde hacen reconocimientoe special por sus obras espirituales y materiales

La Cámara Municipal decretó cinco días no laborables y le hizo reconocimiento especial por la obra que deja a los monaguenses Monseñor Ramírez Salaverría a quien se le hizo difícil la construcción de su gran obra: la Catedral

Anoche culminaron los actos protocolares previos a la sepultura de S.E.R Monseñor Antonio José Ramírez Salaverría, con el cumplimiento de los turnos de Guardia de Honor, de las instituciones públicas y privadas escuelas y parroquias.

Los concejales rindieron tributo y entregaron el pergamino a los representantes de la Iglesia que lo harán llegar a nivel nacional.

El presidente de la Cámara Municipal, Efraín Betancourt, resaltó las virtudes teologales y materiales del Obispo Emérito, Antonio José Ramírez Salaverría.

“Era un gran sacerdote de Maturín al que le dejó su gran obra como es la Catedral, sirve de ejemplo para el pueblo, para los jóvenes por esa perseverancia de querer hacer las cosas”, expresó Betancourt.

Reencontrar la paz de todos

Agregó que este recuerdo que acompañará a los monaguenses debe seguir viviendo en el alma de todos y reencontrar la paz, entendiendo que las cosas que se hacen con amor llevan al trabajo y el camino que no es fácil.

Mencionó Betancourt que muchas fueron las obras de caridad de Monseñor Ramírez, verbenas para construir su legado, el amor se extendió a los feligreses, congraciado con la gente, los sumidos en el dolor.

La misa de honor inició a las diez de la mañana, posteriormente, los presentes pudieron despedirse de Monseñor.

Los niños de la Escuela Granja de Viboral, agradecieron la construcción de la obra que les ofrece el aprendizaje de un oficio en beneficio de la parroquia Boquerón.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario