miércoles, 2 de julio de 2014

Gobierno regional decreta hijo benemérito a Monseñor Ramírez Salaverría

La gobernadora Yelitza Santaella en la guardia de honor
ante la capilla ardiente del obispo emérito
de Maturín Foto: Ofni Carreño

A través de un decreto, la gobernadora del estado Monagas, Yelitza Santaella, declaró como hijo benemérito del estado Monagas a monseñor Antonio José Ramírez Salaverría, obispo emérito de Maturín, fallecido el pasado domingo en la ciudad.

El anuncio fue hecho ayer tras culminar la guardia de honor rendida por la mandataria regional y otras autoridades del gobierno estadal.

"Fue un hombre que trabajó incansablemente en la construcción de la paz y el amor y siempre sirvió a los demás, sin llenarse de bienes materiales, como buen misionero de Dios", recordó Santaella, durante su intervención ante la capilla ardiente.



Tras un breve recorrido por la biografía de Ramírez Salaverría, Santaella pidió a los presentes seguir el ejemplo de humildad de quien en vida fuese el artífice de la Catedral de Maturín.

"El más grande ejemplo que nos deja es que debemos trabajar incansablemente por cumplir la misión que no ha encomendado Dios en la tierra", reflexionó.

Al acto también asistieron el secretario de gobierno del Ejecutivo regional, Euribes Guevara; el presidente del Consejo Legislativo, Vicente Carvajal y la jefa de la Zona Educativa, Carmen Martínez.

Se entregó un pergamino a los familiares de monseñor Ramírez Salaverría, donde se enaltecen las grandes obras que regaló al pueblo monaguense.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario