viernes, 20 de junio de 2014

Venezuela festejó 265 años de "Los Diablos Danzantes de Yare", simbología del triunfo del bien sobre el mal

Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO


 Ramón Antonio Pérez

La Cofradía de los Diablos Danzantes de Yare, como cada año desde 1749, celebró el día de Corpus Christi, una fiesta popular de contenido religioso para rendir tributo al Santísimo Sacramento en la población de San Francisco de Yare, estado Miranda, Venezuela.

La Cofradía conformada por promeseros de vestidura roja y máscaras coloridas con llamativos cachos recorrieron las calles de la población de San Francisco de Yare, con danzas al ritmo del tambor y maracas. Se colocan frente a la Iglesia para escuchar la celebración eucarística y al terminar esta, todos rendidos lo cual simboliza el triunfo del bien sobre el mal. Posteriormente, reciben a los nuevos promeseros.

La eucaristía de la festividad de Corpus Christi fue presidida por el Obispo de la Diócesis de los Teques, Monseñor Freddy Fuenmayor. Su mensaje estuvo centrado en el llamado a la paz entre los venezolanos y tomar conciencia de la práctica de esta Cofradía que siempre busca promover la victoria ante las adversidades.

Por su parte, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, también pidió por la paz y el futuro del país. Además, recibió por parte de los promeseros un rosario en reconocimiento al apoyo de la actividad cultural. “El bien siempre triunfa sobre el mal, por eso estamos aquí, para pedir por la paz y la tranquilidad de nuestro pueblo en estos tiempos tan difíciles que enfrenta nuestro país”, dijo el gobernador.

¿Qué son los Diablos Danzantes de Yare?

El vicepresidente de la Cofradía Ernesto José Herrera explicó que consiste en el reconocimiento del Santísimo Sacramento y del Cuerpo de Cristo como guía de la humanidad. Destaca que los orígenes de Los Diablos Danzantes de Yare se remontan al Siglo XVIII, siendo ésta la hermandad más antigua de América.

La Cofradía está dividida en un orden jerárquico, representado por sus máscaras. Los encabeza el primer capataz que usa una máscara de cuatro puntas representando los puntos cardinales de la cruz. Luego, el segundo y tercer capataz usan máscaras con tres cachos, que representan a la Santísima Trinidad.

Anualmente se celebra en diversos estados de Venezuela para exaltar la presencia de Jesucristo en el Santísimo Sacramento, pero la celebración en San Francisco de Yare es la que mayor reconocimiento ha alcanzado, concurriendo más de 20.000 personas.

En la época más reciente esta tradición fue iniciada por la señora Margarita Cádiz, presidenta de la Cruz de Mayo, y la mantuvo vigente la señora Cayetana Valdez, primera capataz de los Diablos Danzantes desde 1942 hasta su muerte.

“Recorría las casas de Yare, Tocorón, Punta Brava, San Antonio, Puente Carrera, Piñango, Piñango, con la medalla sagrada en las manos. Visitaba las casas donde le entregaban los alimentos para el velorio de Cruz”, agregó Herrera.

En San Francisco de Yare, como parte de su rito hacen un alto frente a la cruz verde del sector “El Empedrado” y en procesión llevan la medalla del santísimo sacramento hasta el sector “La Cruz del Calvario”, allí los esperan otros promeseros para participar en el velorio de la Cruz donde los Diablos Danzantes pasa la noche anterior al festejo de Corpus Christi, cantando fulías y declamando décimas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario