viernes, 6 de junio de 2014

El Papa Francisco rinde homenaje a quienes “lucharon contra la barbarie nazi”


ROMA, 06 Jun. 14 / 06:20 pm (ACI/EWTN Noticias).- Con motivo del 70 aniversario del desembarco de Normandía (Francia), ocurrido el 6 de junio de 1944, el Papa Francisco ha querido rendir homenaje a quienes murieron en la búsqueda de la paz y por el fin de la Segunda Guerra Mundial.

“El Papa Francisco rinde homenaje a los muchos soldados que partieron desde sus propias tierras para desembarcar en las playas de Normandía, con el objetivo de luchar contra la barbarie nazi y liberando así la ocupación de Francia”, escribe el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, en un mensaje enviado el 30 de mayo al Nuncio Apostólico en ese país, Mons. Luigi Ventura.

El Santo Padre se dirigió al Arzobispo de París, Cardenal André Vingt-Trois, y al Obispo de Bayeuz-Lisieux, Mons. Jean Claude Boulanger, explicando que “esta conmemoración nos recuerda que la exclusión de Dios de la vida y de las sociedades, solo puede aportar muerte y sufrimiento. Las naciones europeas pueden encontrar en el Evangelio de Cristo, Príncipe de la Paz, la raíz de su historia y la fuente de inspiración para unir relaciones cada vez más fraternales y solidarias”.

El Papa “tampoco olvida a los soldados alemanes arrastrados a este drama, y a las víctimas de esta guerra”, y considera que “es oportuno que las generaciones del presente expresen su pleno reconocimiento a todos aquellos que realizaron un sacrificio tan duro”.

La nota, difundida por diversos medios franceses el pasado jueves, afirma que “es posible un futuro mejor con la transmisión de la memoria histórica y mediante la educación de las nuevas generaciones al respeto por todos los hombres creados a la imagen y semejanza de Dios”.

La campana de la paz y la libertad

El gobierno de Francia se ha unido a la conmemoración y ha invitado de manera especial a los representantes de los 15 países Aliados, los países liberados, y el antiguo enemigo alemán.

Además, según informó el diario italiano Le Voix Du Monde, en la Catedral de Bayeux -al Norte de Francia-, se inauguró “La campana de la paz y la libertad”, dedicada a Santa Teresa Benedicta de la Cruz, religiosa muerta en el campo de concentración de Auschwitz.

“El Santo Padre espera que Santa Teresa Benedicta de la Cruz, co-patrona de Europa, y quien da nombre a la campana bendecida en esta ocasión, sea guía y protectora para proseguir en este camino de paz”, concluye la nota.

La campana fue bendecida y será instalada en la torre sur de la catedral. Sonará por primera vez el 14 de junio, en memoria de la primera intervención del General Charles De Gaulle, quien liberó esta ciudad de los nazis.

Por su parte, el P. Laurent Berthaud, párroco de la Catedral de Bayeux, señaló que “la memoria histórica es algo que se debe recibir y difundir, como un deber de paz y libertad para que sea recogida por las nuevas generaciones y años venideros para que podamos vivir en una Europa libre”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario