domingo, 11 de mayo de 2014

Cuatro Venezolanos como misioneros Ad Gentes a Mozambique, África


Este miércoles 07 de mayo, en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana, en horas de la tarde, se realizo en el marco de la reunion de comisiones del episcopado, el envio del primer grupo de misioneros venezolanos Ad Gentes a Mozambique, África. El 19 de mayo estos cuatro misioneros parten a la misión a la cual el Señor los ha llamado.

Despues de dos años de prepraración los profesores Yulimar, Néstor, Efrén y el Padre Emérito, serán enviados como misioneros por tres años a la Diócesis de Tete en Mozambique, país ubicado en África Austral. Este primer grupo de misioneros venezolanos pertenecen a las Diócesis de Barinas, Punto Fijo, Coro y el Vigía San Carlos del Zulia.

Un primer envio fue realizado durante la realización del 4to Congreso Americano Misionero (CAM 4) y 9no Congreso Latinoamericano Misionero (COMLA 9), el pasado mes de noviembre de 2013, en Maracaibo, estado Zulia. Allí se realizó el gran envio a la misión a un gran número de misioneros Ad Gentes de América para diversas partes del mundo.

Mons. Ubaldo Santana, Arzobispo de la Arquidiocesis de Maracaibo, presidio la oración de acción de gracias y de envio de estos misioneros venezolanos, quienes se hacen signos concretos del deseo de la Iglesia Venezolana, expresado en el Concilio Plenario de Venezuela donde se renovó eñ compromiso con el anuncio del Evangelio no solo en nuestro país, sino también más allá de sus fronteras, ofreciendo una presencia de cooperación con la misión Ad Gentes.

Por su parte, Mons. Santana, señalaba que "quienes tuvimos la dicha de vivir la misa de clausura del CAM 4, vimos a estos misioneros cuando se hizo el envio más amplio porque estaba todo la Iglesia misionera de América. Hoy es un envio más significativo, desde la CEV. Este envio es fruto de la Iglesia misionera particular, el Señor los anima a seguir adelante en esta misión".

"Han sido preparados, lo que hoy vivimos es una larga maduración en la misión. En medio de esta crisis del país, surge este signo de amor y de esperanza. Debemos partir y dar desde nuestra pobreza. Esperamos que a través de estos acontecimientos de vida misionera se despierten nuevas vocaciones para que estemos en condiciones de asumir el relevo misionero. Que el Señor los sostenga les bendiga y les anime y los haga verdaderos testigos del amor de Dios"; señalaba Mons. Santana.

La Iglesia venezolana, mira hoy con alegría el fruto de sus esfuerzos y desvelos apostólicos en estos hijos suyos que parten como misioneros, que el Señor continúe otorgándole las fuerzas para anunciar su Reino hoy en Venezuela y en el mundo.

Prensa CEV

08 de mayo de 2014.-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario