sábado, 23 de noviembre de 2013

LA voz del Pastor: CAM 4 COMLA 9: En noviembre Maracaibo será la capital misionera de América

Del 26 noviembre de 2013 al 1 de diciembre la ciudad de Maracaibo, capital del estado de Zulia, se convertirá en la capital misionera de América, gracias a la realización del IV Congreso Misionero Americano “CAM4-Comla 9”, bajo el lema “América Misionera, comparte tu fe”. El encuentro será una oportunidad para que la Iglesia en el continente reflexione y hable sobre temas como el discipulado, el secularismo, el multiculturalismo y la “misión ad gentes”

El encuentro comenzará con una misa de apertura en la basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, o como se le conoce por el gentilicio zuliano “basílica de La Chinita”.

Los participantes –señala la convocatoria al Congreso- tendrán la tarea de ver la realidad como discípulos misioneros de Jesucristo en América, en un mundo secular y multicultural, y desde este punto, podrán vivir una experiencia de reflexión y renovación en la fe de la Iglesia.


Los Congresos Misioneros Americanos se celebran cada cuatro años. Ecuador fue el país que precedió a Venezuela y desde entonces Maracaibo recibió la tarea de convertirse en la sede del Congreso.

El primer Congreso Misionero se realizó en 1977 en la ciudad de Torreón en México y los siguientes fueron en Tlaxcala, México (1983); Bogotá, Colombia (1987); Lima, Perú (1991); Belo Horizonte, Brasil (1995); Paraná, Argentina (1999); Guatemala (2002); Quito, Ecuador (2008).+


MENSAJE PARA ANIMAR EL LANZAMIENTO DEL CAM 4- Comla 9

“Así como el Padre me ha enviado, así también los envío Yo” (Jn. 20,21)

Inspirados en Jesucristo misionero del Padre y, dispuestos a vivir nuestro compromiso bautismal, “ la Misión Continental”, queremos asumir la misión continental y prepararnos a la celebración del CAM 4 – Comla 9.

El envío de Jesús “hasta los confines del mundo” sigue siendo tan actual como el día en que resonó ante los primeros testigos. Un grupo de hombres marcharon a compartir la esperanza que había transformado su ser. Esto es lo que quiere hacer también hoy América misionera, continuar la misión del Reino de Dios. Ella quiere encontrar en la fe, una certeza: la de Cristo resucitado que sigue estando vivo, “exaltado por la diestra de Dios”(Hch 2,33); un envío: “Vayan, pues, y hagan discípulos a todas las gentes; y ellos salieron a predicar por todas partes” (Mt 28,19; Mc. 16,20); una seguridad: “Sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28,20); y una fuerza interior: “recibirán la fuerza del Espíritu Santo” (Hch 1,8). Desde este ardor y con esta confianza plena en el Señor Jesús: ¡América misionera comparte tu fe!

Ante la secularización que se compagina muy bien ante un mundo sin referencias religiosas claramente identificadas, que no se traduce en la desaparición de toda forma de religión, sino en un proceso complejo de reorganización de las creencias; la pluriculturalidad constituye un nuevo factor de la sociedad contemporánea, que se manifiesta de mil maneras y de forma desenfrenada, esto afecta a las Iglesias al igual que a las sociedades. Ha llegado la hora de dar a conocer y mostrar el plan de amor de Dios Padre para con toda la humanidad y proclamar a tiempo y a destiempo la Buena Nueva de Jesucristo para que la Salvación llegue a todas las gentes, aquí, allá y mas allá de nuestras fronteras. Recordemos que hay “más alegría en dar que en recibir” (Hch. 20,35), aunque a veces lo hagamos “desde nuestra pobreza” (P. 168).

Es por ello, que se hace urgente e incesante el anuncio del Evangelio, porque vivifica la Iglesia, su fervor y Espíritu Apostólico, renueva sus métodos pastorales, para que responda de manera apropiada a las nuevas situaciones. La tarea de evangelizar no ha perdido su urgencia, más bien está aún lejos de cumplirse, está es sus comienzos y para ello debemos comprometernos con todas nuestras energías como verdaderos discípulos misioneros conscientes de haber sido ungidos, consagrados y enviados para la misión del Reino (RM 1). El Evangelio no es un bien exclusivo de quien lo ha recibido, sino que un don que compartir, una Buena Noticia que comunicar. No olvidemos que la fe necesita del anuncio y se fortalece dándola (RM 2).

Les animamos a que toda oración, celebración y actividad pastoral desemboquen en el compromiso misionero, siendo solidarios con nuestros hermanos que viven situaciones difíciles y necesidades apremiantes. “Señor llámame a servir, y llévame donde los hombres necesiten tus palabras…donde falte la esperanza, donde falte la alegría, simplemente por no saber de ti”

Sea el CAM 4- Comla 9, en el marco de la Misión Continental, no solo un motivo para avivar nuestra fe, sino que produzca en cada uno de nosotros un Nuevo Pentecostés en la vida de la Iglesia para el mundo. Que María, primera discípula misionera y Madre de América, nos acompañe en este camino de Evangelización de todos los pueblos y culturas.

“AMÉRICA MISIONERA COMPARTE TU FE”

Equipo Secretaría General CAM 4- Comla 9

Mons. Juan María Leonardi
Obispo de Punto Fijo
22 - Nov 2013.-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario