viernes, 22 de noviembre de 2013

Al pueblo filipino: Ante el dolor no os canséis de preguntar a Dios: ¿por qué?

”En estos momentos de tanto sufrimiento no os canséis de preguntar: “¿Por qué?” Como los niños ...Y así atraeréis la mirada de nuestro Padre sobre vuestro pueblo; atraeréis la ternura del “papá” del cielo sobre vosotros”.

Así se ha dirigido el Papa a los filipinos reunidos ayer tarde en la basílica de San Pedro con motivo de la bendición del mosaico de San Pedro Calungsod, el santo filipino que canonizó el año pasado Benedicto XVI.

Después de la bendición , el cardenal arzobispo de Manila, Luis Antonio Tagle, celebró la misa y recordó en su homilía los efectos devastadores del tifón Haiyan en su país, afirmando “Vemos cómo la fe surge de las ruinas. Las catástrofes no pueden destruir la esperanza. Y vemos que el amor es más fuerte que los terremotos y los tifones”.

Francisco reiteró nuevamente su cercanía al pueblo filipino. “He sentido que la prueba era fuerte, demasiado fuerte -dijo- Pero también he sentido que el pueblo era fuerte. Es verdad lo que ha dicho el cardenal: la fe surge de las ruinas. La solidaridad de todos en el momento de la prueba. ¿Por qué pasan estas cosas? No se pueden explicar.

Hay tantas cosas que no podemos entender. Cuando los niños empiezan a crecer no entienden las cosas y comienzan a hacer preguntas a su padre o a su madre...porque no entienden. Pero si nos fijamos, nos daremos cuenta de que no esperan una respuesta: Los niños necesitan en su inseguridad que su padre o su madre les miren... Como hacen los niños cuando preguntan “¿Por qué?” , en estos momentos de dolor... la oración más útil es la oración del ¿por qué? Pero sin pedir explicaciones, solamente pidiendo que nuestro Padre nos mire. Yo también os acompaño con esta oración del ¿por qué?”.



Nota de Vatican Information Service - VIS

22 - Nov 2013.-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario