miércoles, 30 de noviembre de 2011

LA CORONA DE ADVIENTO - Origen - Significado - Esquema de Oraciones


La corona o guirnalda de Adviento es el primer anuncio de Navidad.

 La palabra ADVIENTO es de origen latín y quiere decir VENIDA. Es el tiempo en que los cristianos nos preparamos para la venida de Jesucristo. El tiempo de adviento abarca cuatro semanas antes de Navidad.
Una costumbre significativa y de gran ayuda para vivir este tiempo es La corona o guirnalda de Adviento, es el primer anuncio de Navidad.

Origen:
 La corona de adviento encuentra sus raíces en las costumbres pre-cristianas de los germanos (Alemania). Durante el frío y la oscuridad de diciembre, colectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza en la venida de la primavera. Pero la corona de adviento no representa una concesión al paganismo sino, al contrario, es un ejemplo de la cristianización de la cultura. Lo viejo ahora toma un nuevo y pleno contenido en Cristo. El vino para hacer todas las cosas nuevas.

Nueva realidad:
 Los cristianos supieron apreciar la enseñanza de Jesús: Juan 8,12: «Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida.». La luz que prendemos en la oscuridad del invierno nos recuerda a Cristo que vence la oscuridad. Nosotros, unidos a Jesús, también somos luz: Mateo 5,14 «Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte."

 En el siglo XVI católicos y protestantes alemanes utilizaban este símbolo para celebrar el adviento: Aquellas costumbres primitivas contenían una semilla de verdad que ahora podía expresar la verdad suprema: Jesús es la luz que ha venido, que está con nosotros y que vendrá con gloria. Las velas anticipan la venida de la luz en la Navidad: Jesucristo.

 La corona de adviento se hace con follaje verde sobre el que se insertan cuatro velas. Tres velas son violeta, una es rosa. El primer domingo de adviento encendemos la primera vela y cada domingo de adviento encendemos una vela mas hasta llegar a la Navidad. La vela rosa corresponde al tercer domingo y representa el gozo. Mientras se encienden las velas se hace una oración, utilizando algún pasaje de la Biblia y se entonan cantos. Esto lo hacemos en las misas de adviento y también es recomendable hacerlo en casa, por ejemplo antes o después de la cena. Si no hay velas de esos colores aun se puede hacer la corona ya que lo más importante es el significado: la luz que aumenta con la proximidad del nacimiento de Jesús quien es la Luz del Mundo. La corona se puede llevar a la iglesia para ser bendecida por el sacerdote.

La corona de adviento encierra varios simbolismos:

 La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar.

 Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida. Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.

 Las cuatro velas: Nos hacen pensar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas la corona. Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando con la cada vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo. Son cuatro velas las que se ponen en la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de adviento al hacer la oración en familia.

 El listón rojo: Representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Alfareros Lanza Su Sexta Producción Discográfica Totalmente Gratuita.

 Tres años después de su última producción y con dieciséis años de andadura musical y evangelizadora a cuestas, el ministerio ALFAREROS presenta en el día de hoy su sexta producción discográfica: “TODO MI AMOR ES PARA TI”. Catorce títulos la conforman, con géneros tan variados como balada, pop, merengue y ricas fusiones con la fórmula distintiva que ALFAREROS da a toda su música.


 Esta producción contiene además dos canciones que han sido versionadas al portugués: “Todo mi amor es para ti” y “Cómo no amarte”. Este lanzamiento es acompañado con el estreno del video para el primer sencillo “Todo mi amor es para ti”, grabado en el mes de agosto 2011 en los hermosos paisajes de Vallenuevo, República Dominicana, dirigido por Sebastián Cabrera & Waldo Lara.



 Para la pre-producción de este disco ALFAREROS se retiró por una semana a orar, a ayunar, componer y grabar cada una de las canciones que forman parte de este nuevo trabajo. “Fue una experiencia maravillosa el poder pasarnos una mañana orando, escribiendo un canción y ya horas después poderla escuchar terminada”, indican los ALFAREROS.


 De esta experiencia ha surgido además una decisión radical, valiente e innovadora que los ALFAREROS testimonian como una inspiración divina: “Nuestra música no puede estar limitada a un contrato discográfico, a un acuerdo de distribución, a que una librería pueda o quiera distribuir nuestros discos. Nuestra música no puede estar limitada a un costo económico que posiblemente muchos de nuestros hermanos no puedan pagar. Por esta razón hemos decidido liberar nuestra música: de ahora en adelante toda la música nueva que haga ALFAREROS será totalmente gratis”.

 Es por esta razón que la producción “TODO MI AMOR ES PARA TI” puede ser descargada de manera gratuita a través del portal web del ministerio en la dirección www.alfareros.do.

 Los músicos que conforman la banda que acompaña a ALFAREROS durante sus presentaciones en vivo (Junior Cabrera, Virgilio Féliz, Franklin Mercedes y Abel González) son los mismos que han participado en la grabación de la producción, siendo acompañados en algunos de los cortes por un grupo de reconocidos músicos internacionales como Dan Warner (guitarras y bajos), Lee Levin (baterías), Richard Bravo (percusión), Matt Rolling (pianos), Chris Glansdorp y David Cole (chello) y la Miami Symphonic Strings.

 También han participado los destacados músicos dominicanos Miguel Montas (Tambora), Nicky Catarey y Luis Mojica (Congas), Isaias Leclerc (Bajo), Crispin Fernández (Saxofones), Patricio Bonilla y Ernesto Núñez (Metales), Rafael “Japo” Germán (Güira) y Freddy Simó (Cuatro Venezolano). Voces adicionales de Quico Rizek, Luciana Lambrecht, Vicky Echeverry y Joshua Díaz. La Caligrafia y preparación de las partituras de la sección de cuerdas es del maestro Eugenio Vanderhorst. Grabado en Terranota por Allan Leschorn y Oliver Domínguez.

 La producción general es de Junior Cabrera, quien es también el director del ministerio. Con esta sexta producción los ALFAREROS, afirman: “Estamos agradecidos de Dios por todo lo que ha hecho con nosotros, por este regalo de poder servirle y poner nuestros talentos a su servicio”.